Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Los patrones de sueño en los recién nacidos

¿Cuáles son los patrones de sueño en los recién nacidos?

En promedio, un recién nacido duerme la mayor parte del día y de la noche, y se despierta solo para comer cada algunas horas. A menudo, es difícil para los padres primerizos saber cuánto y con qué frecuencia debería dormir un recién nacido. Desafortunadamente, al principio no hay un horario fijo, y muchos recién nacidos confunden el día y la noche. Piensan que se supone que deben estar despiertos durante la noche y dormidos durante el día.

En general, los recién nacidos duermen unas 16 o 17 horas por día en total. Pero como tienen un estómago pequeño, deben despertarse cada algunas horas para comer. La mayoría de los bebés no empiezan a dormir toda la noche (entre 6 y 8 horas) hasta que tienen, por lo menos, 3 meses. Pero esto puede variar mucho. Algunos bebés no duermen toda la noche de corrido hasta cerca de cumplir 1 año. En la mayoría de los casos, el bebé se despertará y querrá comer al menos cada 3 horas. La frecuencia con la que un bebé come depende de lo que come y la edad. Asegúrese de hablar con el proveedor de atención médica para determinar si debe despertar a su bebé para alimentarlo.

Observe si hay cambios en el patrón de sueño del bebé. Si el bebé dormía bien y de repente se despierta más seguido, podría haber un problema. O el bebé podría estar atravesando un periodo de crecimiento y necesitar alimentarse con más frecuencia. Algunas alteraciones del sueño simplemente se deben a los cambios en el desarrollo o por una estimulación excesiva.

¿Cuáles son las diferentes fases de alerta de un recién nacido?

Los bebés también son distintos en relación con el nivel de alerta que tienen durante los momentos en los que están despiertos.

Fase de alerta tranquila

Cuando un recién nacido se despierta al final de un ciclo de sueño, suele haber una fase de alerta tranquila. En ese momento, el bebé está muy quieto, pero despierto y absorbiendo el entorno. En el tiempo de alerta tranquila, los bebés pueden mirar objetos y responder a los sonidos y al movimiento. Esta fase suele avanzar a la fase de alerta activa. Es cuando el bebé está atento a sonidos e imágenes y se mueve de manera activa.

Fase de llanto

Después de la fase de alerta tranquila viene una fase de llanto. El cuerpo del bebé se mueve de manera errática y puede llorar fuerte. Los bebés pueden sobreestimularse fácilmente durante la fase de llanto. Lo mejor suele ser encontrar una forma de calmar al bebé y al entorno. Sostener al bebé pegado al cuerpo o envolverlo con firmeza en una manta (arroparlo) podría ayudar a calmar a un bebé que llora.

Suele ser mejor alimentar a los bebés antes de que lleguen a la fase de llanto. Durante la fase de llanto, pueden estar tan alterados que rechacen el pecho o la mamadera. En los recién nacidos, el llanto es la última señal para indicar que tienen hambre.

Precauciones para arropar al bebé

Arropar significa envolver a los recién nacidos con firmeza en una manta para evitar que muevan los brazos y piernas. Puede hacer que un bebé se sienta seguro y ayudarlo a dormir. Usted puede comprar una manta especial para arropar diseñada especialmente para que sea más fácil envolver al bebé.

Pero no arrope a su bebé si tiene 2 meses o más o si puede voltearse por su cuenta. Esto puede aumentar el riesgo del síndrome de muerte infantil súbita (SIDS, por su sigla en inglés) si el bebé envuelto se voltea por su cuenta hasta quedar boca abajo.

Cuando envuelva al bebé, debe tener espacio suficiente para mover las caderas y las piernas. Las piernas deben poder doblarse hacia arriba y hacia afuera desde las caderas. No coloque las piernas del bebé de manera que queden juntas y rectas hacia abajo. Esto aumenta el riesgo de que las articulaciones de las caderas no crezcan y no se desarrollen correctamente. Esto puede causar un problema llamado displasia y dislocación de cadera.

También tenga cuidado al envolver al bebé si el clima es cálido. Utilizar una manta gruesa en un clima cálido puede hacer que el bebé se caliente demasiado. Más bien utilice una manta liviana o una sábana para envolverlo.

Cómo ayuda a su bebé a dormir

Es posible que los bebés no sean capaces de establecer sus propios hábitos para dormir y despertar, en especial, a la hora de dormirse. Puede ayudar a que el bebé duerma si sabe los signos que indican que está listo para dormir por su cuenta y le brinda el entorno correcto para un sueño cómodo y seguro.

¿Cuáles son los signos de que está listo para dormir?

El bebé puede mostrar signos que indican que está listo para dormir cuando hace lo siguiente:

  • Se frota los ojos

  • Bosteza

  • Aparta la mirada

  • Está irritable

¿Cómo puede ayudar al bebé a quedarse dormido?

No todos los bebés saben cómo dormirse solos. Cuando es la hora de dormir, muchos padres mecen al bebé. Los recién nacidos y bebés pequeños se duermen mientras están amamantando. Tener una rutina para la hora de dormir es una buena idea. Pero si un bebé más grande se duerme mientras come o en brazos, puede convertirse en un patrón. Puede que el bebé empiece a esperar estar en brazos para dormirse. Cuando el bebé se despierta por poco tiempo durante un ciclo de sueño, es posible que no pueda volver a dormirse solo.

Después del periodo de recién nacido, la mayoría de los expertos recomienda que espere a que el bebé esté adormecido en brazos y que lo coloque en la cama mientras está despierto. Así el bebé aprenderá a dormirse por su cuenta. Poner música suave mientras el bebé se queda dormido también es una buena forma de crear una rutina para la hora de dormir.

Revisor médico: Dan Brennan MD
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Tracy C. Garrett RNC-NIC BSN
Última revisión: 9/1/2023
© 2000-2024 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
About StayWell
  • More information
  • (740) 356-5000