Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

La vida después del cáncer: cambios en la vida sexual de los hombres 

Muchos hombres sufren cambios en su vida sexual después del tratamiento del cáncer. Es posible que note cambios físicos y emocionales. Puede que no se sienta tan bien con su cuerpo. Puede haber cambios en el aspecto y en el funcionamiento de su cuerpo. Quizás se dé cuenta de que no le importa tanto el sexo. Es posible que le preocupe no ser capaz de complacer a su pareja. 

Por lo general, los problemas sexuales empeoran durante el tratamiento e inmediatamente después. Pero algunos problemas pueden aparecer meses o años después de finalizado el tratamiento. Algunos problemas mejoran con el tiempo. Pero es posible que pasen unos cuantos años para que vuelva a sentirse normal. A veces, la vida sexual cambia para siempre. 

¿Cuál es la causa de los problemas sexuales en los hombres después del cáncer? 

Casi cualquier tipo de tratamiento contra el cáncer, como la radiación, la cirugía, la quimioterapia y la terapia hormonal, puede causar problemas sexuales. En el tratamiento, se pueden dañar los nervios y los vasos sanguíneos, extirpar glándulas y órganos, causar la formación de tejido cicatricial y cambiar el equilibrio de las hormonas sexuales en el cuerpo. También puede afectar el deseo sexual y la imagen corporal.

¿Quiénes están en riesgo?

Muchos hombres con cáncer tienen problemas sexuales después del tratamiento. Este riesgo depende de lo siguiente:

  • El tipo de cáncer y su ubicación en el cuerpo

  • Su edad cuando recibió el tratamiento contra el cáncer

  • Su función sexual antes del cáncer

  • Los tipos de tratamiento que recibió

  • Cuánto duró el tratamiento

  • Su nivel de estrés y cómo lidia con los cambios

  • El tiempo que transcurrió desde que tuvo el tratamiento

Los tipos de problemas sexuales en los hombres después del cáncer 

Los tratamientos contra el cáncer pueden causar muchos tipos de cambios sexuales. Algunos pueden mejorar o desaparecer con el tiempo a medida que se curan los nervios, los vasos sanguíneos y otros tejidos. Otros pueden empeorar de a poco o no convertirse en un problema hasta años después del tratamiento. Los problemas pueden incluir los siguientes:

  • Disfunción eréctil (DE). Esta afección se presenta como la dificultad para lograr o mantener una erección. O puede suceder que la erección no sea tan firme.

  • Poco deseo sexual. Puede perder interés en el sexo. También se conoce como baja libido.

  • Pene acortado o curvado. Este problema puede ocurrir a causa de la formación de tejido cicatricial después de la cirugía. O puede ser por daños en los nervios, los vasos sanguíneos o ambos.

  • Cambios en el orgasmo. Puede tardar más en tener un orgasmo. Es posible que tenga orgasmos menos intensos. O puede sentir dolor con el orgasmo.

  • Cambios en la eyaculación. Puede ser que tenga orgasmos, pero sin la salida de líquido. Esto se conoce como orgasmo seco. También es posible que solo vea una cantidad pequeña de semen.

  • Eyaculación retrógrada. Es un problema de eyaculación. Sucede cuando el semen sube por la uretra hacia la vejiga, en lugar de salir del pene por la uretra. El semen se expulsa con la orina. No es doloroso.

  • Otros problemas físicos. Puede tener fatiga, dolor, náuseas o falta de aire después del tratamiento contra el cáncer. Estas molestias pueden llevarlo a no tener relaciones sexuales o dificultar que disfrute del sexo.

  • Problemas relacionados con la imagen corporal. Es posible que haya bajado o aumentado de peso, perdido músculo o incorporado tejido mamario. También es posible que tenga una bolsa de ostomía en la panza. Puede tener cicatrices o cambios en la piel. Cualquiera de estos cambios puede hacer que se sienta cohibido y menos interesado en el sexo.

  • Cambios en el estado de ánimo. La depresión y la ansiedad después del tratamiento del cáncer pueden causar la pérdida de interés en el sexo. También pueden causar problemas de erección. Además, los medicamentos para tratar la depresión y la ansiedad pueden afectar su vida sexual mientras los toma.  

  • Infertilidad. A veces, los tratamientos contra el cáncer pueden causar la incapacidad de tener hijos. Su equipo de tratamiento debería haber hablado con usted sobre esta posibilidad antes de iniciar el tratamiento. Pero no presuma que es infértil. Si no quiere iniciar un embarazo, hable con su proveedor sobre los métodos anticonceptivos.

Obtenga ayuda y tratamiento 

Los problemas sexuales pueden mejorar con el tiempo. Pero hable con su equipo de atención médica al respecto. Aunque puede sentirse avergonzado, es recomendable que lo converse. Hay muchos tipos de tratamiento que pueden ser de ayuda. Para tratar los problemas sexuales, puede trabajar con diferentes tipos de proveedores de atención médica, como los siguientes: 

  • Su proveedor de atención médica primaria. El proveedor de atención primaria puede tratar algunos tipos de problemas sexuales. O puede derivarlo a otro profesional.

  • Endocrinólogo. Este proveedor de atención médica trata los problemas hormonales.

  • Urólogo. Este proveedor de atención médica trata los problemas del sistema urinario y de los genitales masculinos.

  • Consejero. El consejero puede ser un trabajador social matriculado, un psicólogo o un psiquiatra. Pueden ofrecer diferentes tipos de terapias de conversación o conductuales y recetar medicamentos.

  • Terapeuta sexual. El terapeuta sexual puede ayudarlo a trabajar con su pareja a fin de buscar maneras nuevas de disfrutar el sexo o posiciones para facilitar el sexo. 

Estos algunos de los tipos de tratamiento que pueden usarse para los problemas sexuales:

  • Medicamentos. Algunos medicamentos con receta pueden ayudarlo a tener y mantener una erección al aumentar la circulación de la sangre en el pene. Otros ayudan a equilibrar los niveles hormonales, a retrasar el orgasmo o a controlar el dolor.

  • Inyecciones o supositorios para el pene. Son tratamientos que se realizan en el hogar para conseguir o mantener una erección. En el caso de la inyección, usted o su pareja inyectan un medicamento en un lado del pene con una aguja pequeña. La inyección comienza a hacer efecto en entre 5 y 15 minutos y le brinda una erección. Otro tratamiento es un supositorio medicinal pequeño para el pene. Se coloca en la abertura de la punta del pene. El supositorio se derrite y el medicamento ingresa al pene para ayudarlo a conseguir una erección.

  • Dispositivo de vacío. Esta herramienta es útil en los casos de acortamiento del pene o de problemas de erección. El dispositivo fuerza la entrada de sangre al pene. El pene se introduce en un tubo plástico hueco. El vacío dentro del tubo se crea con una bomba manual pequeña. La bomba lleva la sangre hacia el pene y este queda firme. Luego, se coloca un anillo de goma pequeño alrededor de la base del pene. El anillo retiene la sangre en el pene para que la erección se mantenga.

  • Implante peneano. Este tratamiento podría ser una opción si otros tratamientos no funcionan. Es un dispositivo que se coloca dentro del cuerpo mediante cirugía. La erección se controla con una bomba pequeña que infla y desinfla dos globos que se colocan dentro del pene. También pueden implantarse unas varillas semirrígidas en el pene. Las varillas se pueden doblar hacia arriba para imitar la erección.

  • Implante de testículos. Estos implantes solo tienen un propósito estético. Pueden ayudarlo a sentirse mejor con su aspecto si le extirparon uno o los dos testículos.

Cómo hablar con su pareja 

Puede ser difícil lidiar con los cambios sexuales después del tratamiento del cáncer. Tal vez se sienta enojado, triste o asustado. Es posible que le preocupe decepcionar a su pareja. Pero es importante tener en cuenta que hay muchas formas de tener placer sexual. Hable con su pareja acerca de sus preocupaciones. Juntos pueden encontrar formas nuevas de dar y recibir placer. Podría ver a un consejero o un terapeuta sexual. Y recuerde que algunos cambios sexuales mejoran con el tiempo. Su equipo de atención médica le dirá más sobre la duración de los efectos secundarios sexuales y puede ofrecerle tratamiento.

© 2024 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare provider's instructions.
About StayWell
  • More information
  • (740) 356-5000