Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Enfermedad pulmonar crónica: cuidado diario para los cuidadores

La enfermedad pulmonar crónica puede incluir EPOC, que es una bronquitis crónica y el enfisema. También incluye la fibrosis pulmonar, la sarcoidosis y otras afecciones respiratorias a largo plazo. Si tiene una enfermedad pulmonar crónica, algo simple, tal como levantarse de la cama o acostarse, puede resultar difícil. Lidiar con las limitaciones físicas de estas afecciones puede ser difícil tanto para su ser querido como para usted. Pero ambos pueden tomar las medidas necesarias para que su rutina diaria se mantenga simple.

Una vida más sana

Intente mantener una buena salud. Por ejemplo:

  • Anímense mutuamente para mantenerse activos. Piensen qué cosas pueden hacer para mantenerse en actividad juntos. Podrían intentar salir a caminar o hacer algunos ejercicios de estiramiento suaves. O intenten algunos ejercicios en una silla. Por ejemplo, pueden levantar las piernas y moverlas hacia arriba y hacia abajo mientras están sentados.

    • Fisioterapia. Su ser querido puede beneficiarse haciendo fisioterapia. Hable con el proveedor de atención médica de su ser querido sobre esto.

    • Rehabilitación pulmonar. Los programas comunitarios y en el hogar son tan útiles como los programas en hospitales, siempre que se organicen con la misma frecuencia y tengan la misma intensidad. Los programas estándar de rehabilitación pulmonar en el hogar ayudan a las personas con EPOC con la falta de aliento. La rehabilitación pulmonar tradicional supervisada sigue siendo la mejor opción para las personas con EPOC. Estos programas lo ayudan a manejar la enfermedad. Le enseñan técnicas de respiración y ejercicios y le dan apoyo y asesoramiento.

      Busque qué programas hay en su zona y aliente a su ser querido a unirse a ellos. Estos programas pueden ayudar a quienes tienen afecciones pulmonares crónicas a lidiar mejor con su enfermedad y mantenerse lo más activos posibles. Pregunte al proveedor dónde puede encontrar uno de estos programas o llame al hospital local. También hable con el proveedor acerca de qué programa de rehabilitación o de manejo personal es mejor para usted.

  • Ayúdense uno al otro para planificar y preparar las comidas.

    • Intente elegir alimentos saludables. Hay muchas opciones muy poco saludables. Pero también hay versiones saludables de la mayoría de las comidas. Por ejemplo, hay muchas comidas congeladas bajas en grasa y bajas en sal.

    • Su ser querido puede estar limitado. Pero piense en formas en las que pueda ayudar. Quizás puede cortar las verduras sentado a la mesa.

    • Intente ayudar a su ser querido a mantenerse en su peso ideal o en un peso saludable. El sobrepeso o el peso insuficiente pueden afectar su salud. Tener bajo peso puede limitar su energía. Tener sobrepeso puede empeorar la falta de aire.

  • Intente manejar el estrés. Hable con sus proveedores de atención médica si ambos tienen dificultades para manejar el estrés. O si se siente deprimido o ansioso. Puede intentar practicar yoga, respiración profunda o meditación. Aprender a relajarse y a respirar de manera más lenta puede resultarles beneficioso a ambos.

  • Duerma lo suficiente. Ambos deberían intentar dormir una cantidad de horas suficiente por noche. Una siesta corta puede estar bien. Pero si duerme mucho tiempo de siesta, le resultará más difícil dormir por la noche. Si los síntomas hacen que a su ser querido le resulte difícil dormir, hable con su proveedor de atención médica.

  • Lávese las manos correctamente. Lávese las manos a menudo con agua corriente limpia y jabón. Use desinfectante para manos cuando no se las puede lavar. Manténgase alejado de las multitudes durante la temporada de resfriado y gripe.

Aumente la seguridad dentro de la vivienda

Incluso unos pocos cambios pueden aumentar la seguridad en su casa. Pruebe estos consejos:

  • Consiga ayuda. Los terapeutas pueden ayudarle con asuntos de seguridad en la casa. Hable con su proveedor de atención médica acerca de terapia ocupacional y fisioterapia en la casa.

  • En el baño, haga los cambios necesarios en la ducha o la bañera para aumentar la seguridad. Adquiera un banquito a prueba de agua y una ducha de mano. Instale agarraderas para que le sea más fácil entrar y salir de la bañera. Use solo alfombras o tapetes antideslizantes.

  • En la cocina, asegúrese de que los artículos de uso frecuente estén al alcance de la mano. Esto incluye los platos y los cubiertos. En lo posible, manténgalos a la altura de la encimera. A su ser querido puede hacerle mal tener que inclinarse o estirarse para alcanzar los artículos que necesita.

  • Verifique que los pisos sean seguros en toda la casa. Y quite todos los tapetes pequeños para evitar tropiezos. Compruebe que todas las áreas estén bien iluminadas. Además, instale agarraderas y pasamanos para mayor sostén.

    Inodoro con asiento modificado, una silla para la ducha, una barra de sujeción y una regadera de mano en el cuarto de baño.
    Un banco impermeable y barras de sujeción para cuidar la seguridad en la ducha.

Si usted o el paciente fuman

Fumar empeora los síntomas y es perjudicial para la salud. Si uno de ustedes fuma, este es el momento de dejar de hacerlo. Hable con un proveedor de atención médica para informarse sobre los programas locales para dejar de fumar. Además, intente hacer lo siguiente:

  • Haga una lista de las razones por las que desea dejar de fumar. Mantenga a mano esta lista y léala a menudo.

  • Haga una lista de los lugares, las sensaciones y las cosas que le provocan ganas de fumar. Planifique cómo evitarlos.

  • Piense en lo que puede hacer en lugar de fumar. Nuevamente, haga una lista. Luego use uno de los elementos de la lista cuando desee fumar. Por ejemplo, puede dar un paseo caminando, llamar a un amigo o masticar un chicle sin azúcar.

  • Pregunte a su proveedor o a su farmacéutico sobre medicamentos que puedan ayudarle a dejar de fumar. Algunos son de venta libre. Otros necesitan receta.

  • Busque ayuda para dejar de fumar en la American Lung Association en www.lung.org/quit-smoking o llamando al 800-LUNG-USA (800-586-4872).

Revisor médico: Allen J Blaivas DO
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 11/1/2021
© 2000-2023 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
About StayWell
  • More information
  • (740) 356-5000